¿Qué es la cavitación?

La cavitación es un tratamiento que se realiza a través de un ultrasonido de baja frecuencia que, al aplicarlo sobre la piel, crea microburbujas de vacío en el interior de un líquido o fluido. En el caso de la grasa, las células adiposas se ven sometidas a una gran presión, lo que hace que la membrana se rompa y la grasa pase a un estado líquido «fácil de eliminar por la orina o el sistema linfático».

La cavitación no es un tratamiento concebido para bajar de peso, sino para modelar el cuerpo. Se recomienda sobre todo para acabar con la grasa localizada que no se elimina ni con dietas anticelulitis, ni con ejercicio ni con otros tratamientos estéticos.

También se aconseja para aquellas personas que aún siendo delgadas o estando en su peso ideal, tienden a acumular grasa en determinadas zonas, como en las caderas o en la tripa.

cavitacion laser5 valladolid

Resultados de la cavitación

Los resultados de la cavitación son visibles a partir de la tercera sesión, aproximadamente. Es conveniente que la cavitación se acompañe de otras terapias, como pueden ser la presoterapia, para drenar toda la zona de grasa diluida o la radiofrecuencia para drenar y reafirmar.

En cuanto a si la grasa vuelve o no… En realidad la grasa eliminada no vuelve, pero si no hacemos un seguimiento se producirán nuevas células grasas que crecerán y, por lo tanto, volveremos a tener la piel como cuando empezamos el tratamiento.

¿Cada cuánto debemos realizar el tratamiento?. La grasa que diluimos se elimina en unos tres-cuatro días, por lo que a partir de ese momento se puede realizar otra sesión, aunque se recomienda realizar una sesión una vez a la semana.

Indicaciones y riesgos

En personas que no presentan problemas de salud, los riesgos de la cavitación son mínimos, a veces puede quedar alguna acumulación de grasa localizada que no se elimina bien, pero esto sucedería en el caso de no hacer el drenaje. Sin embargo, siguiendo bien las pautas del tratamiento, la cavitación no tiene ninguna complicación.

Ventajas

En cuanto a las ventajas de la cavitación, destacamos que:

  • No es una terapia invasiva, por lo que se alza como una alternativa a la liposucción.
  • Ataca justo donde lo necesitamos, allí donde la grasa es más resistente.
  • Sus resultados son visibles: se puede llegar a perder hasta 2 centímetros de perímetro por sesión, aunque depende del caso.
  • A partir de la tercera sesión el resultado se hace más visible.
  • El tratamiento no es muy incómodo. Se escucha, eso sí, una especie de «pitido» debido a la aplicación del ultrasonido, pero no es molesto.
  • Tras el tratamiento, la piel queda lisa y sin traumatismos.
  • Mejora notablemente la circulación, elimina toxinas, aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y está comprobado que ayuda a regular el tránsito intestinal.

Recomendaciones

La cavitación no necesita grandes cuidados previos, aunque sí se recomienda:

  • Cuidar tu alimentación durante el tiempo que dura el tratamiento para que sea más efectivo y los resultados sean mejores.
  • Para la cavitación se recomienda sobre todo beber mucha agua tanto el día anterior como el posterior, porque es el medio por el que vamos a eliminar la grasa en estado líquido.
  • Posteriormente, se puede aplicar una crema drenante o anticelulítica, para favorecer la eliminación de grasas.

Lo que pasa en Twitter

Por razones de privacidad en Twitter es necesario aceptar los permisos para ver este contenido.
Aceptar

Entradas recientes

Nuestros clientes disfrutan de las mejores promociones en Láser5

Forma parte de nuestra Red Láser 5 y benefíciate de sus ventajas…